En un momento en que la literatura está perdiendo cada vez más espacio y los escritores que están comenzando tienen muchas más dificultades para hacer llegar sus obras al público, es particularmente destacable que exista un concurso que incentiva la escritura a través de nuevos caminos como el que brindan los recursos digitales. En ese sentido los tres miembros del jurado estuvimos muy atentos a que ese tipo de cuentos utilizasen los recursos de una manera imaginativa, que aportara a una nueva manera de escribir.

Todas las obras, tanto tradicionales como digitales, que pasaron por el comité de lectura y llegaron al jurado, tenían las características para ser consideradas literatura. Desde esa base pudimos observar que en los cuentos de los Noveles no hay imitaciones a otros escritores, sino una voz personal de cada autor participante.

Como rasgo general todos los escritores seleccionados están mirando mucho la realidad de esta época, a lo que pasa alrededor, lo que nos permitió ver que las diferencias entre los cuentos de cada uno de los países involucrados en el concurso son mínimas. Eso nos muestra que realmente somos un mismo continente, en el que en la variedad de cuentos hay una unidad de voces y de preocupaciones. ¿Por qué es importante esto? Porque escribir no es una forma de decir lo que uno entiende, es una forma de entender, de fijarse sobre un problema y de tratar de explorarlo.

Palabras de Leopoldo Brizuela
Noviembre 2018 – CCK
Buenos Aires – Argentina

Leer palabras completas

Ver testimonio completo